904-990-3066

4600 Touchton Road E., Suite #150, Jacksonville, Florida 33346

La Oficina De La Abogada Leanne Perez

4600 Touchton Rd E. Suite#150 Jacksonville, Florida 32246

 

904-990-3066

   Experiencia • Resultados enfocados • De Confiancia 
  Protejiendo Los derechos parentales
 Manutencion de Niño y custodia de niño

Deje que mis 15 años de experiencia trabajen para usted

Bancarrota

Abogado de Bancarrota en Jacksonville


Abogado de Bancarrota en Jacksonville

Si está atrasado en el pago de la hipoteca o con la tarjeta de crédito o está luchando para llegar a fin de mes porque se quedó sin trabajo, se divorció o tiene problemas con las deudas, la Abogada Leanne Pérez puede ayudarle a encontrar una solución hoy mismo. No es importante cómo se endeudó, sino cómo le podemos ayudar a liquidarlas.

Cuando una persona presenta un caso de bancarrota por lo general es debido a ser incapaz de manejar una cantidad abrumadora de la deuda. Si usted presenta una Capítulo 7 o el Capítulo 13, hay beneficios específicos a cada uno. Si su respuesta es sí a cualquiera de las siguiente preguntas, Jacksonville Abogado de Bancarrota Leanne Pérez puede ayudarle:

  • ¿Es su casa en ejecución de una hipoteca o está atrasado en sus pagos de hipoteca?
  • ¿Está teniendo dificultades para pagar sus deudas?
  • ¿Quiere que las llamadas constantes de sus acreedores paren?
  • ¿Quiere que sus deudas sean eliminadas?
  • ¿Quiere saber cómo se va a alimentar, vestir y albergar a su familia?

Si necesita alivio de la deuda, la bancarrota puede ser la respuesta que finalmente se pone fin al acoso de los acreedores, el embargo de salario, el embargo de auto, y la deuda creciente. Aunque el proceso de bancarrota puede ser un proceso confuso e intimidante, tener un abogado de bancarrota compasivo y profesional a su lado es inmensamente útil. Cuando sus deudas y obligaciones se convierten en demasiado difícil de soportar, lo mejor es consultar a un abogado de bancarrota que tiene familiaridad con esta área compleja de la ley.

Con la ayuda de Jacksonville Abogado de Bancarrota Leanne Pérez, una revisión exhaustiva de su situación financiera se completará para ayudarle a determinar qué curso de acción es la mejor para usted. Con más de 15 años de experiencia en ayudar a los residentes a lo largo de la Florida, la Abogada Leanne Pérez es muy hábil en que le proporciona el mejor asesoramiento y soluciones posibles.




Bancarrota de Capítulo 7

El Capítulo 7 es un tipo de bancarrota más sencillo y común. El Capítulo 7 es una liquidación por bancarrota. Básicamente, el deudor presenta un resumen de su estado financiero, incluyendo una lista de todos sus bienes y de todas sus deudas. Y, en efecto, le dice a la corte: "Esto es lo que poseo, esto es lo que debo, por favor libérame de lo que debo (sujeto a algunas excepciones legales), y cederé lo que tengo a mis acreedores (sujeto a algunas excepciones legales)."

Partiendo de que la ley no desea dejar al deudor en la miseria, le proporciona una lista de bienes que el deudor tiene derecho a conservar- dependiendo de la ley de la Florida. Con un buen plan, el deudor conservará todos sus bienes, o negociará acuerdos con el fiscal de bancarrota en lo concerniente a cualquier propiedad no protegida. Muchas de las deudas más comunes son liberadas, incluyendo tarjetas de crédito, cuentas médicas, e hipotecas (aunque el embargo que hace que la casa sea garantía por el préstamo persiste después de la bancarrota). Algunas deudas, normalmente por razones de políticas públicas, no son liberadas, incluyendo la mayoría de préstamos estudiantiles, multas gubernamentales, indemnizaciones penales, y muchos tipos de impuestos, (aunque no todos). Para presentar un caso según el Capítulo 7, en el que, a diferencia del Capítulo 13, no se hacen pagos a la corte, y no se es sujeto a oposición del fiscal de bancarrota por ´abusar´ del sistema de bancarrota, los ingresos domésticos del deudor no deben exceder el ingreso medio en su estado de residencia, o debe someterse a una ´Investigación de Ingresos´ para comprobar si podría construir un plan viable según el Capítulo 13.

Otro requisito clave antes de presentar una solicitud de bancarrota, es tomar un curso obligatorio con una agencia de asesoría de crédito autorizada por la corte de bancarrota para comprobar si puede diseñarse un plan de manejo de deuda para resolver sus asuntos financieros. Usted debe presentar un certificado que compruebe que completó el curso. 

Una vez que el caso de bancarrota es presentado, el deudor automáticamente queda bajo la protección de la corte y toda acción de cobro de la deuda por parte del acreedor, debe ser suspendida. Al mismo tiempo, se nombra un fiscal para administrar el caso. El deudor, junto con su abogado, es notificado sobre la fecha y hora de una reunión con ese fiscal, y con cualquier acreedor interesado, para responder preguntas sobre el caso. 

La mayoría de los casos de Capítulo 7 se consideran de ´no activos´, y por consiguiente, la reunión mencionada es una formalidad que llevará de cinco a diez minutos. Después de la reunión, el caso entra en un período de espera, de alrededor de noventa días usualmente en las cortes de bancarrota de la Florida, para permitir a los acreedores que investiguen el caso e impugnen la liberación, comúnmente en terrenos de fraude, pero eso rara vez ocurre. Durante ese tiempo, el deudor debe asimismo, tomar un curso autorizado de manejo de finanzas personales y comprobarlo ante la corte. Al expirar el periodo, se emite una orden de liberación, pero solamente si el certificado del curso está presentado ante la corte, y el caso se cierra.

La presentación del capítulo 7 de bancarrota puede ser una forma eficaz de eliminar el estrés, dejar de acoso de los acreedores, y alcanzar la paz mental. Casos del Capítulo 7 de bancarrota potencialmente pueden desempeñar muchas deudas no aseguradas. Estas deudas pueden incluir:

  • Las de tarjetas de crédito.
  • Gastos médicos de hospitales.
  • Préstamos del día de pago
  • Cargos por reposesión
  • Préstamos personal
  • Las hipotecas y préstamos para vehículos que ya no desea mantener  
  • Deudas de servicios públicos.



Bancarrota de Capítulo 13

La bancarrota de Capítulo 13 es muy diferente y tiene mucho más fuerza que la bancarrota común de Capítulo 7 que la mayor parte de la gente conoce. El Capítulo 7 es una liquidación. De hecho, el deudor le dice a la Corte: “Esto es lo que debo. Esto es lo que poseo. Por favor descárgueme de lo que debo y yo entregaré lo que poseo”. Por supuesto, si el abogado realiza una cuidadosa evaluación, en la mayoría de los casos de Capítulo 7 la persona no pierde nada porque cualquier propiedad de valor estará protegida por las exoneraciones permitidas bajo la ley del Estado a fin de evitar dejar a las personas en la indigencia. El valor de cualquier otra propiedad que la persona posea estará por debajo del monto de los préstamos y por lo tanto carecerá de valor en la bancarrota.

Por otro lado, el Capítulo 13 es una bancarrota de reorganización. Se le conceden a la persona derechos extraordinariamente poderosos que no se otorgan en el Capítulo 7. Entre los más importantes está el poder de forzar modificaciones de tipos específicos de préstamos sin el consentimiento de las entidades financieras. Para la persona que quiere conservar un colateral en particular, tales como una casa, un vehículo o un equipo, una de las primeras metas en cualquier caso de Capítulo 13 será modificar dichos préstamos para rebajar el saldo total del préstamo al valor actual del colateral, reducir la tasa de interés a una tasa ligeramente superior a la del mercado, y cambiar la extensión (plazo del plan de pago del préstamo) para que los pagos estén a su alcance 

En el Capítulo 13 la persona reúne y revela toda su información financiera incluyendo bienes, obligaciones, ingresos, gastos y cualquier transferencia reciente de propiedades. Luego, dentro de las reglas del Capítulo 13, la persona propone un plan de pago en el que indica lo que hará respecto a sus deudas, incluyendo las modificaciones que propone para los préstamos respaldados por colaterales, así como el pago mensual que piensa que puede efectuar cómodamente durante el plazo de 3 a 5 años del plan, y que cumple con los requisitos mínimos de la ley. 


Muchas de las ventajas asociadas con la bancarrota de Capítulo 13 incluyen:


  • Obtener un máximo de 60 meses para ponerse al día en sus pagos de hipoteca atrasados si usted ha sido amenazado con la exclusión y la pérdida de su hogar.
  • En ciertos casos, una persona en el Capítulo 13 puede disminuir el saldo adeudado en un préstamo de vehículo y disminuir los intereses de su pago de automóvil.
  • Poder pagar los impuestos vencidos de propiedad, impuestos del IRS, y manutención que usted pueda deber durante un período de tres a cinco años.
  • Usted puede pagar el monto de sus honorarios de abogados y costas judiciales a través del tiempo.

Deudas de Tarjetas de Crédito y Consolidación de Crédito

Para algunas personas, la consolidación de crédito provee una alternativa para la bancarrota. Sin embargo, la consolidación de tarjetas de crédito no ofrece la misma protección que una demanda de bancarrota. Es muy importante discutir sus opciones con un abogado con experiencia.

Opciones para Cobranza de Deudas 


Si es posible, el mejor momento para buscar la ayuda de un abogado con sus problemas de cobranza de deudas es tan pronto que se de cuenta que se está atrasando en los pagos. Un abogado con experiencia va a analizar su situación financiera y ayudarle a entender las diferentes opciones disponibles para hacer frente a su deuda, incluyendo:

  • Representación en un litigio si el acreedor ya ha presentado un caso contra usted en la corte por cobranza de deuda.
  • Negociación de un plan de pago voluntario con sus acreedores, en el que se va cerrando sus cuentas y se compromete a hacer pagos razonables cada mes, a cambio de una reducción en la tasa de interés o el balance del préstamo.
  • Capítulo 7 de bancarrota para borrar sus deudas no aseguradas como facturas médicas o saldos de tarjetas de crédito.
  • Capítulo 13 de bancarrota para reorganizar todos los pagos de su deuda en cantidades mensuales más manejables durante un período de tres a cinco años, después de lo cual su deuda restante podría ser eliminada.


Consulta gratis! Llame Hoy 904-990-3066

La Abogada Leanne Pérez tiene el amplio conocimiento necesario para manejar la documentación y presentación de su caso. Hacer frente a la tarea de la declaración de bancarrota por su cuenta puede ser desastroso y en algunos casos no ser una opción. Es por eso que La Abogada Leanne Pérez se encargará cuidadosamente de su caso de bancarrota para obtener un buen resultado al final donde  usted quede libre de deudas. Para obtener más información acerca de sus servicios de bancarrota, llame hoy al (904) 990-3066.